Ayudando a la Comunidad

Representación sólida en asuntos de Visas de Prometido(a)

Visa de prometido (K-1)

Si desea que su futuro cónyuge tenga una residencia permanente en los Estados Unidos, usted:

  • Necesita ser ciudadano de los Estados Unidos
  • Debe haberse conocido en persona dentro de dos años antes de presentar la petición. Solo hay dos excepciones a esto, si puede demostrar dificultades extremas o una cultura o práctica social establecida.
  • Debe casarse con su prometido dentro de los 90 días anteriores a su entrada a los Estados Unidos.
  • Ambos deben ser libres para casarse.

Una visa de prometido es una visa TEMPORAL que le permite a su futuro cónyuge ingresar a los Estados Unidos para casarse con usted. Si usted y su prometido(a) no se casan, y permanece en los Estados Unidos por más de 90 días, estará violando las leyes de inmigración y tendrá serias consecuencias como la deportación o la prohibición de ingresar a los Estados Unidos nuevamente.

Si su prometido ingresa a los Estados Unidos con una visa K-1, estará autorizado a quedarse por 90 días para casarse. Después del matrimonio, debe solicitar inmediatamente una residencia permanente. El requisito de reunirse en persona dentro de los 2 años antes de presentar la petición tiene dos excepciones si se puede demostrar dificultades extremas o una cultura o práctica social establecida.

Si planea casarse con su prometido extranjero fuera de los Estados Unidos o su prometido (a) ya reside legalmente en los Estados Unidos, NO PUEDE solicitar una visa K-1.